New Horizons buscará a Plutón

el

New Horizons buscará a Plutón

AGENCIAS

 

LONDRES

 

A unos cuatro mil 700 millones de kilómetros de la Tierra, la sonda espacial New Horizons se dirige a su histórica cita con Plutón, pero antes tendrá que buscar al planeta enano, ya que su órbita completa nunca ha sido mapeada.

 

Para encontrarlo, la nave necesita impactar en un objetivo muy pequeño: un triángulo imaginario en el espacio que mide justo 100 por 150 kilómetros, y los controladores de la misión serán determinantes para su éxito.

 

 

Los navegantes necesitan poner a New Horizons precisamente en esa área, para garantizar que la nave pueda hacer todas las observaciones científicas planeadas cuando logre su mayor acercamiento a Plutón, el próximo 14 de julio.

 

Por ahora, la nave espacial está en la dirección requerida, pero llegar al planeta enano es una de las tareas más difíciles en la navegación interplanetaria, por lo que decisiones cruciales se tomarán durante la próxima semana y media.

 

Entonces los controladores tendrán la última oportunidad para cambiar la trayectoria de vuelo de la nave, según un artículo de la revista británica especializada Nature.

 

Debido a que los astrónomos descubrieron el planeta enano en 1930, ellos han visto sólo una parte de su trayectoria de 248 años alrededor del Sol, por lo que no saben exactamente dónde está Plutón.

 

New Horizons está tan lejos de la Tierra que tarda nueve horas en enviar y recibir una señal, por lo que dirigir la nave en tiempo real es muy difícil.

 

"Todo está llevado al extremo", afirma Bobby Williams, ingeniero de KinetX Aeroespacial en Simi Valley, California, quien encabeza el equipo de navegación de la misión.

 

New Horizons debe deslizarse sólo 12 mil 500 kilómetros por encima de Plutón, a una distancia dictada por la propia velocidad que lleva la nave -cerca de 14 kilómetros por segundo- y lo rápido que se pueda girar sus instrumentos para observar la superficie del planeta.

  

 

Otro de los dilemas de navegación surgirá si los controladores descubren polvo en el sistema de Plutón, que podría golpear la nave y sacarla de curso, y aunque por ahora no han encontrado nada, si ven alguna nube sólo podrán desviarla antes del próximo 4 de julio.