Maestros veracruzanos no reprobarán evaluación diagnóstica

el

Maestros veracruzanos no reprobarán evaluación diagnóstica

-Este examen no representa mayor riesgo para la plantilla magisterial, pues la calificación mínima de aprobación es de 6

-CNTE busca echar abajo la reforma educativa  porque defiende sus propios intereses como agrupación, acusan

Rafael Meléndez Terán Minatitlán, Ver., 22/06/2015

A partir del mes de octubre, cientos de docentes de Minatitlán y Coatzacoalcos realizarán la evaluación diagnóstica magisterial, con la que se verificarán equitativamente los conocimientos impartidos frente a grupo y su relación con el ambiente externo. 

El jefe del Sector Educativo 19, Juan Rodríguez Arroyo, consideró que este examen no representa mayor riesgo para la plantilla magisterial, pues la calificación mínima de aprobación es de 6.

Aclaró que el examen general se va a aplicar entre quienes tengan de seis y 20 años de servicio en las ciudades con población mayor a los 100 mil habitantes como Minatitlán, Coatzacoalcos, Veracruz, Poza Rica y Xalapa, entre otros.

 

Señaló que la evaluación diagnóstica va a servir para preparar al maestro donde tenga deficiencias y  consideró que los maestros veracruzanos no tienen de qué preocuparse porque no van a reprobar si trabajan todos los días y cumplen los ocho puntos mínimos que marca la ruta de mejora.

“El maestro que esté o no preparado va a pasar la evaluación porque le van a preguntar de lo que está trabajando, le van a preguntar cómo se relaciona el maestro con los padres, directivos y niños por eso no va reprobar, sobre todo porque el mínimo para que pase es la calificación de 6”, insistió.

Dio a conocer que la evaluación se va a ir aplicando en varias etapas porque la Secretaría de Educación a nivel federal no cuenta con las condiciones para evaluar a todos los maestros de forma simultánea e informó que la segunda etapa se programó para el mes de marzo del 2016. 

En torno de las acciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que busca echar abajo la reforma educativa, dijo que ésta defiende sus propios intereses como agrupación.

Justificó su argumento  ya que de acuerdo a la información que les han proporcionado la nueva ley no los afecta, “al contrario si la analizamos le podremos sacar mucho provecho”.

Puso como ejemplo la carrera magisterial que con la reforma se amplió de cinco a siete plazas y de esa manera tienen  más opciones de incrementar sus salarios.

 

Rodríguez Arroyo manifestó que la mayoría de los estados aceptaron la reforma a excepción de Michoacán y Oaxaca, pero “tendrán que entrarle definitivamente”, previó.