Desvió Polo recursos del Teatro de la Ciudad

el

Desvió Polo recursos del Teatro de la Ciudad

Le fueron entregados 5 de los 27 millones de pesos para el proyecto pero no los ejecutó

Rafael Meléndez Terán

Minatitlán, Ver.

La Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) hizo entrega de un adelanto de cinco millones de pesos provenientes del Fideicomiso del Impuesto del 2 Por Ciento a la Nómina, al gobierno de Leopoldo Torres García, de los a 27 millones de pesos destinados para la construcción del Teatro de la Ciudad, mismos que el ex alcalde no ejecutó.

 

El proyecto se quedó suspendido de forma indefinida y se prevé que ya no pueda ser reactivado, dado que para que se administrara el resto del presupuesto, primero se debían mostrar el avance  de la construcción.

Gracias a la información obtenida por personal de esa dependencia, se pudo saber que, el ex munícipe tendría que ser investigado para conocer el paradero de ese recurso.

Además tiene pendiente la investigación del presunto desfalco patrimonial por la construcción del parque infantil derrumbado y la opacidad en el manejo de los problemas legales del ayuntamiento que han provocado el pago de varios millones de pesos.

En su calidad de director de obras Públicas de Gobierno del Estado, Joaquín Caballero Rosiñol fue el encargado de poner la primera piedra de lo que sería el teatro en las instalaciones de la unidad deportiva Benito Juárez.

El funcionario estatal señaló que tras la licitación y la reunión donde se aprobaron las obras a ejecutarse durante el 2011 Minatitlán logró captar esta edificación, que se ejecutaría con recursos del fidecomiso del 2% a la nómina, equivalentes a 27 millones de pesos.

Se suponía que el espacio sería de 2.4 hectáreas en las que se construirán cinco mil metros cuadrados que constarían del teatro, con capacidad para mil 200 personas, área de auditorio y exposiciones, estacionamiento y áreas verdes.

Actualmente la cancha de beisbol de la sede deportiva, actualmente se muestra en completo deterioro y ya no pudo utilizarse para instalar el Teatro del Pueblo como tradicionalmente se realizaba en tiempos de Carnaval.