Por crisis migran hasta los ancianos

el

Por crisis migran hasta los ancianos

La Ciudad de México y el norte del país, hacia donde viajan cientos de veracruzanos.

 

AVC

Córdoba, ver.

 

La Ciudad de México, el norte del país y ciudades circunvecinas, se han convertido en las principales plazas receptoras de campesinos que huyen de sus comunidades en busca de empleo.

En municipios como Calcahualco, Chocamán, Coscomatepec, Alpatláhuac, Tomatlán e Ixhuatlán del Café, ubicados en la región montañosa central, la crisis en el campo agrícola, la falta de empleos y de desarrollo, han obligado a niños desde 13 años hasta hombres de 60 años, a salir de sus lugares de origen para lograr buscar dónde emplearse.

Hasta hace unos años solo eran los adultos mayores los que migraban, ahora lo están haciendo niños, jóvenes y hasta mujeres adolescentes, quienes abandonan sus estudios y casas y van en la búsqueda de “una mejor vida”.

En el municipio de Calcahualco, uno de los que refleja un elevado índice de marginación a nivel nacional, según la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), familias enteras han dejado sus comunidades, olvidando el campo para irse a las ciudades o a otros estados.

Este municipio años atrás era considerado uno los principales productores de papa, sin embargo el abandono de las tierras ha provocado que la producción de esta verdura disminuyera hasta 60 por ciento.

Para el productor de papa, en la comunidad Nueva Vaquería, Pablo Aldama Delgado, otro de los factores que tienen en su contra para producir son los constantes cambios de clima.

“Debido a que el fertilizante está muy caro, además de los cambios bruscos de temperatura, la producción de papa en el municipio ha ido desapareciendo, ya que los productores dicen que ya no es negocio”, abundó.

Asimismo, recordó que hace más de cuatro años, la papa era la principal fuente de trabajo y economía del municipio, sin embargo, debido al fertilizante de excremento de pollo, el cual contaminó la mayor parte de las tierras, las cosechas se perdieron.

“Las heladas queman todos los plantíos, invertimos mucho y generamos poco, ya no es negocio, muchos han decidido abandonar esa producción para sembrar otro producto”, asentó.

El munícipe apuntó que 50 por ciento de la población está viviendo en otra ciudad, esto ha provocado que la economía esté debilitada y el campo se quede en el olvido.

En tanto, el municipio de Chocamán la situación económica por la que atraviesa el municipio ha sido uno de los principales aliados para que mujeres, hombres y niños abandonen a sus familias para buscar una mejor vida.

Comuneros señalan que muchos padres de familia ya no pueden sostener la educación de sus hijos, lo que provoca que dejen la escuela a una corta edad.

Aquí, casi el 20 por ciento de los jóvenes –primaria, secundaria y bachillerato– dejarán de estudiar a consecuencia de la falta de dinero y empleo, lo que generará mayor inseguridad.

Situación similar ocurre en los otros municipios, donde por lo regular los fines de semana, decenas de autobuses llegan con campesinos que laboran en la Ciudad de México como albañiles.