Terminaría Víctor Carranza obra de Marcelo Montiel

el

Terminaría Víctor Carranza obra de Marcelo Montiel

Gelacio Vergara

Coatzacoalcos, Ver.

De acuerdo a la regidora Keren Prot, la obra del Cristo olvidado en Villa Allende sería retomada por la actual administración de Morena, con Víctor Carranza en la presidencia.

El Cristo Redentor roto de Villa Allende fue una obra fallida del ex alcalde priista Marcelo Montiel Montiel.

A más de 10 años de haber iniciado el proyecto del cristo de Villa Allende, un intento fallido de réplica del Cristo de Río de Janeiro en Brasil, esta obra sigue sin ser concluida iniciada en la administración del ex alcalde Marcelo Montiel con una inversión aproximada de 50 millones de pesos.

Hoy lo que se puede apreciar a simple vista es una estructura totalmente oxidada y corroída por el salitre, la cabeza y los brazos del monumento se encuentran con grietas y con pedazos cayendo por su deterioro.

Dicha obra no se pudo finalizar, ya que en la administración del ex alcalde Marcos Theurel Cotero no se les contempló en el paquete de obras públicas del Ayuntamiento.

Por su parte, la regidora séptima Keren Prot Vázquez dijo que en una reunión que sostuvo con el alcalde Víctor Carranza, se llegó a la conclusión que el Cristo de Villa Allende es una obra muy importante que ayudaría a fomentar el turismo, ya que al tener concluido el Paseo de las Escolleras se podrían realizar recorridos para que los turistas visiten el lugar.

“El alcalde lo considera como una propuesta viable que se pueda reactivar, esperemos que en esta administración se pueda llevar acabo, y obviamente es algo que vamos a pedirle a petición de Villa Allende, aparte de los demás problemas que se tienen”, comentó.

Por otro lado, la regidora mencionó que por el momento esa obra no representa ningún beneficio, sin embargo dijo que si esta no se llegase a concluir, se solicitará que se retire del lugar, ya que la estructura se está deteriorando y eso podría representar un peligro para sus habitantes.

La estructura se encuentra ubicada en las calles 18 de Marzo esquina bulevar Emiliano Zapata, tendría una altura de aproximadamente 40 metros y unas 60 toneladas de peso. La efigie en abandono es utilizada por los delincuentes y borrachos para esconderse y hacer sus necesidades.