Sin orden, Minatitlán

el

Sin orden, Minatitlán

La nueva administración municipal no se preparó en la entrega-recepción de Gobierno.

 

Arturo Torres

MINATITLÁN, VER.

 

Todo un desbarajuste en el Ayuntamiento al inicio de la administración de Nicolás Reyes.

Se hablan de muchas cosas nada agradables en relación a la “honestidad" que venía pregonando el alcalde antes de que tomara posesión.

El pasado miércoles en el transcurso de la mañana, el regidor tercero morenista Raúl Atanasio Rodríguez Rico, de la comisión de Patrimonio, según para resguardar los intereses de los ciudadanos mandó a una persona que presuntamente era de una empresa "N' para que cambiara todo el sistema que guarda todo tipo de datos.

Este se encerró y esta acción causó molestias y enfado entre los demás ediles y pidieron que se abriera la puerta que está adjunta a la Tesorería y desde donde se controla todo el circuito cerrado, hasta ahí llegaron los ediles Tamara Gómez, Saúl Wade, Cristian Márquez, Carlos Prieto entre otros, pero el regidor tercero seguía en su "postura" de renuencia a no dejar que nadie entrara, le hicieron comprender que la ley de municipio libre es clara y todos los que conforman el cuerpo edilicio tienen el derecho de saber qué pasa.

El caso fue que Atanasio Rodríguez dijo que era un departamento muy delicado y una empresa "amiga" iba a cambiar el sistema que de acuerdo a los datos investigados ese cambio tiene un costo de más de 3 millones de pesos.

Tal vez el regidor tenga razón porque ahí se manejan muchas cosas que se desconocen y como el anterior sistema tenía muchas salidas a diversos lados, fue por eso para no correr el riesgo de estar "vigilado" sin saberlo, lo que sí causó extrañeza fue porqué el "hombre invisible" o sea el que había sido comisionado para que llevara a cabo el cambio del sistema y que por cierto según borró o robó datos de sumo interés, tapó la cámara que es precisamente para ver quiénes o qué se hace en ese departamento; esto se supo al abrir la puerta que demoró mucho tiempo cerrada sin saber qué se hacía adentro.

Otro de los problemas que se han visto en esta nueva administración, es del edil de las siglas del PAN, Blas Ávalos Santos, el cual se desconoce cuál era el tema que se estaba tratando, pero de pronto salió y azotó la puerta del cabildo.

Tal vez no se ponían de acuerdo con los casos que se están tratando para poder establecer el control del poder.

Lo que sí está dando mucho de qué hablar, es la actitud del hijo del alcalde de nombre Agustín Reyes Toledo el cual es quien da órdenes y se hace lo que él dice, en vista que es quien está seleccionando a los directores de áreas, otro que también se suma a dar "ordenes" es el yerno del alcalde de nombre Manolo Mainou, es esposo de la presidenta del DIF…

Creo que si se habló de ser honesto en esta administración, se debe cumplir y no hacer cosas buenas que parezcan malas ni al revés, todos los ciudadanos esperan un cambio, pero un verdadero cambio y no iniciar con las viejas costumbres de tratar de mantener un control a través de familiares, eso se llama aquí y en cualquier lado nepotismo.

Pero volviendo con el sistema cibernético al interior del Palacio, a decir de algunos ediles de izquierda, es que será cambiado porque quien tenía el control de ese servicio era nada menos que Saúl Wade y no se quieren arriesgar a que siga teniendo el control en ese sentido.

Otro problema que surgió, fue el nombramiento del director de la Unidad de Protección Civil, Guillermo Hernández Urbina, en vista que como mantiene un pleito laboral con el Ayuntamiento de Minatitlán desde hace algún tiempo, le fue revocado su nombramiento por parte de la regidora de esa comisión, Tamara Gómez Morales, esto podrá ser hasta que Guillermo arregle ese problema.

Por otra parte, el director de gobernación, Ricardo López Marcos, que es también suplente del alcalde, es claro que desconoce el área al no querer dar información a los medios sobre los problemas que han estado pasando en el Ayuntamiento, lejos de atenderlos les huye; raro pero cierto, tal vez porque pesa en su contra un juicio penal marcado con el número de carpeta de investigación SUPJ/DXXI/F4/508/2016, el cuerpo de ediles deben ver esto porque no es conveniente que alguien con antecedentes penales ostente un cargo como en este caso.