Se deslindan en Mundo Nuevo de invasión en reserva ecológica

el

Se deslindan en Mundo Nuevo  de invasión en reserva ecológica

Los terrenos comenzaron a ser invadidos y lotificados días antes de la elección.

 

Martín Cruz

Mundo Nuevo, Ver.

 

La agencia municipal de la congregación Mundo Nuevo perteneciente a Coatzacoalcos, se deslinda de la invasión que realiza un grupo de personas sobre terrenos que son parte de la reserva ecológica Jaguarondi propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex) situados a un costado de la carretera de cuatro carriles en los límites con Nanchital, reveló la agente municipal Mayra Gutiérrez Cruz.

Aclaró que estos terrenos que comenzaron a ser invadidos y lotificados días antes de la elección, donde además el grupo de personas ha talado árboles y quemado el pasto, no son propiedad de la congregación, por lo tanto el Ayuntamiento de Coatzacoalcos no puede intervenir ya que sólo Pemex está facultado para hacerlo.

“Nosotros como autoridad nos deslindamos de esa invasión que se está realizando porque hay personas que señalan que estamos repartiendo estos terrenos lo cual es completamente falso, porque las áreas son parte de la reserva ecológica Jaguarondi de Pemex, por lo tanto tendrá que ser la paraestatal la que intervenga” citó.

Señaló que las áreas invadidas, que ya han sido repartidas entre estas personas oriundas de la congregación afectando la reserva natural, son las que se encuentran frente a la carretera de cuatro carriles en los límites con Nanchital, así como en el acceso de la antigua carretera a Nanchital, entre los accesos Hidalgo y Jacinta Gutiérrez.

No es la primera vez, dijo, que grupos de personas han tratado de adjudicarse estos terrenos, por lo que en otras administraciones, Pemex ha hecho la notificación al gobierno local para proceder al desalojo.

Dijo desconocer qué es lo que pasará con estas personas que continúan avanzando sobre estas áreas pantanosas en donde han trazado y clavado estacas con cuerdas para lotificar, lo cual comienza causar molestia en algunos vecinos, ya que los invasores han ingresado en terrenos que tienen dueño.