Aumentan delitos en Nanchital

el

Aumentan delitos en Nanchital

ROMANA ORTEGA CRUZ

NANCHITAL, VER.

 

En los 53 días transcurridos en este 2018, se dispararon los delitos de robo con o sin violencia en esta localidad, en contraste de esto las denuncias registraron aumento pero no el mismo con los actos reales. En la base de datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) detallaron que en enero se registró un robo a casa habitación, cinco vehículos robados, una motocicleta, asalto a un transeúnte y dos a comercios, sumando un total de 10 hechos delictivos. En la situación real de casos no denunciados, pero sí registrados en el 060, se obtuvo 18 robos a casa habitación en donde solo el personal de Seguridad Pública del Estado acudió a tomar parte a petición de los agraviados, los seis robos a unidades motoras se registraron y efectuaron denuncia. Los asaltos a peatones fueron ocho, entre las víctimas una vendedora de comida ambulante que fue atacada con un arma punzo cortante a la cual hirieron de gravedad, mientras que los comercios del primer cuadro de la ciudad no libraron la visita de los ladrones, siendo 14 los afectados.

FALTA DE DENUNCIA PROVOCA QUE NO SE CUENTE CON RECURSO FEDERAL

De los 46 delitos que fueron víctimas los nanchitecos, únicamente se denunciaron 10 de estos, al respecto Gaspar Espinoza, secretario del ayuntamiento, dijo que existe una falta de cultura de denuncia, la cual afecta para poder obtener recursos para el rubro de seguridad pública. Uno de los programas que Nanchital no puede bajar para beneficio de sus pobladores es de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), subsidio que se otorga a los municipios y, en su caso, a los estados, cuando éstos ejercen la función de seguridad pública en lugar de los primeros o coordinados con ellos, para el Fortalecimiento de los temas de seguridad. La diferencia principal con el Subsemun es que el Fortaseg se basa en el desarrollo de las personas. Fortalecimiento tecnológico, de equipo e infraestructura de las instituciones de seguridad pública, a la prevención social de la violencia y la delincuencia, así como a la capacitación, entre otras, en materia de derechos humanos e igualdad de género.