No le dan cita en Hospital Regional

el

No le dan cita en Hospital Regional

AVC/Misael Olmedo Sifuentes

Poza Rica, Ver.

Luego de dos años de haber sido atropellado un menor de doce años de edad requiere de una cirugía para mejorar sus condiciones de vida, sin embargo el procedimiento médico tiene un costo de al menos 40 mil pesos en una clínica particular, pues en el Hospital Regional de Poza Rica en donde le practicaron una primera operación piden a la familia esperar seis años.  Elizabeth de la Cruz Trejo, madre del menor, ama de casa y habitante de la comunidad Antonio M. Quirasco, en Tihuatlán, narró que hace dos años su hijo de entonces 10 años de edad fue atropellado y quedó con lesiones en sus extremidades inferiores. Hace dos años el menor, Maximiliano M., fue sometido a una primera cirugía en su pierna, le colocaron clavos y estuvo en constantes atenciones, sin embargo no recuperó la movilidad total de la extremidad y ha seguido buscando mejorar sus condiciones de vida. La madre señaló que en el Hospital Regional de Poza Rica le piden que espere seis años, bajo el argumento de que el menor está en crecimiento, para someterse a una segunda cirugía, sin embargo esto representa mucho tiempo, lo cual motivó a buscar la opinión de otro especialista. Comentó que al acudir a una clínica particular el traumatólogo diagnosticó que es favorable realizar la segunda cirugía y no es necesario esperar los seis años, misma que le permitirá recuperar la movilidad en un 90 por ciento de la extremidad inferior. Sin embargo el costo de la cirugía es de 28 mil pesos y la hospitalización de alrededor de 12 mil pesos, por lo que la familia de escasos recursos económicos busca el apoyo de la ciudadanía para reunir los 40 mil pesos que como mínimo se necesitan. Quienes estén interesados en apoyarle pueden buscar a la señora en el acceso de la comunidad Antonio M. Quirasco en donde podrá explicar el caso y espera recibir el apoyo ciudadano para que su hijo tenga mejores condiciones de vida.  Sobre el responsable del atropellamiento comentó que fue un menor de edad que estaba aprendiendo a manejar, aunque fue identificado y se interpuso la denuncia formal no hubo más avances en el deslinde de responsabilidades y el apoyo que recibió fue mínimo, pese a la gravedad de la lesión.