Es un desastre la carretera

el

 Es un desastre la carretera

Fracasó la obra de ampliación de la carretera Costera del Golfo.

Ilse Sulvarán

Nanchital, Ver.

 

Por más de dos años y medio, la Secretaría de Comunicaciones  y Transportes (SCT) ha mantenido abandonada la obra de ampliación de la carretera Coatzacoalcos-Villahermosa, causando molestia entre los habitantes de la región sur. Más de 20 mil pobladores de los municipios de Nanchital, Moloacán, Ixhuatlán del Sureste y la congregación Mundo Nuevo se encuentran a la espera de la reactivación de la construcción y pavimentación del tramo carretero faltante. A pesar de las trabas por falta de recursos por parte del Gobierno federal con la empresa Consorcio Continental de Infraestructura, la obra de ampliación y remodelación de la carretera veracruzana iba a marchas forzadas, sin embargo a más de dos años del inicio del proyecto la obra quedó paralizada desde el puente distribuidor vial Cangrejera, hasta la altura del complejo de la Terminal marítima Pajaritos.

A pesar que la obra ya fue terminada desde el ejido Nuevo Teapa hasta el complejo Cangrejera con un distribuidor vial, el tramo carretero kilómetro 180 con dirección a Coatzacoalcos sigue pendiente, ocasionando que automovilistas continúen sufriendo con las pésimas condiciones de esa ruta.

La SHCP supuestamente había autorizado una inversión de 124 millones de pesos para la obra que fue iniciada en junio de 2015 con la construcción del distribuidor Cangrejera, retornos viales y puente peatonal del kilómetro 13 ejido 5 de Mayo y se estimaba que concluiría en el mismo mes pero de 2016, sin embargo hasta la fecha no se ha logrado concretar la conclusión de la edificación de la ampliación a 4 carriles por el desfasamiento de la liberación de recursos por parte de SCT con la empresa constructora. Cabe mencionar que a pesar de las constantes solicitudes por parte de las administraciones municipales anteriores, asociaciones civiles entre otras, pidiendo un distribuidor vial en el entronque Mundo Nuevo-Pajaritos, el Gobierno federal continúa sin confirmarlo o contemplarlo en la magna obra carretera.