Yunes Linares adeuda Fondo Metropolitano

el

Yunes Linares adeuda Fondo Metropolitano

AVC/Perla Sandoval

Xalapa, Ver.

El Gobierno del Estado no ha depositado los recursos del Fondo Metropolitano de este año a la ciudad, reconoció el alcalde Américo Zúñiga Martínez.

Precisó que son más de 20 millones de pesos los que ya deben estar radicados en la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), pero no han sido entregados al municipio.

"Xalapa ha estado cumpliendo con todas las fases, los requerimientos con el cumplimiento de este fondo y no se han destinado en ningún momento; no se han radicado (...) Si los municipios hemos cumplido en dónde ha quedado atorada la gestión".

Además, alertó que a esto se suman los recursos de años pendientes que dejó sin entregar el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa y que en total suman 260 millones de pesos.

Dijo que por ello, habrán de deslindar la responsabilidad del Gobierno municipal por la falta de implementación del dinero, ya que nunca ha sido entregado y no se tiene la certeza sobre su destino.

"No hemos tenido el resarcimiento de los fondos; el Gobernador desde el inicio del año fue puntual al decir que se iban a cubrir durante el año, ojalá se pueda después de los esquemas de reestructura". Recordó que la zona metropolitana de Xalapa es en términos de tamaño la número 23 a nivel nacional y la 42 por número de recursos.

Por otra parte, precisó que no atenderá el exhorto de la diputada local Daniel Griego Ceballos en torno a que deje de trabajar y que las obras se las dejé al nuevo alcalde que tomará funciones a partir del 1 de enero de 2017.

"El dejar de trabajar, dejar de realizar obras públicas, dejar de realizar acciones de Gobierno sería violentar la ley. Yo respeto a los señores legisladores, sus apreciaciones, comentarios, si quiero dejar en claro que todos debemos hacer una cosa nada más: como servidores debemos cumplir con la ley, simple y sencillamente; nada más y nada menos.

Recordó que hay un principio de legalidad que hace es la diferencia entre un ciudadano y un servidor público, pues mientras los ciudadanos pueden comportarse sin incurrir en las prohibiciones de por ley, los servidores públicos deben actuar según les dicte ley.