No solo Pemex contamina: UV

el

No solo Pemex contamina: UV

REDACCIÓN

Xalapa, Ver.

Petróleos Mexicanos (Pemex) no es la única causa de contaminación del río Coatzacoalcos, ya que en ese proceso de degradación ambiental también tienen un alto grado de participación las aguas negras que son vertidas al cuerpo de agua sin tratamiento, los residuos del tráfico acuático, e incluso los sedimentos que son arrastrados por la lluvia a consecuencia de la deforestación, aseguró el catedrático de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana (UV) Margarito Páez Rodríguez.

“Es cierto que gran parte de la contaminación es por hidrocarburos, pero desde 1997 Pemex implementó una planta de tratamiento de sus aguas residuales y desde entonces se desecha agua menos contaminada al cuerpo de agua, lo que no ha sucedido con las aguas negras del drenaje de las ciudades de Coatzacoalcos y Minatitlán”, afirmó el catedrático universitario.

El investigador ha realizado, junto con estudiantes y otros investigadores, estudios en aguas del río Coatzacoalcos desde 1984 para determinar la población y los conjuntos de especies de micro organismos animales y vegetales (denominados plancton en conjunto).

Su más reciente trabajo, realizado entre abril y agosto de 2005, tuvo por objetivo establecer si las poblaciones y especies de estos organismos sufrieron algún daño por la fuga de hidrocarburo en diciembre de 2004 que afectó esa zona.

“Nosotros habíamos realizado estudios en 1984 y 1997 en el río Coatzacoalcos, y los resultados de esta última revisión (realizada después del derrame de hidrocarburo en diciembre de 2004) presentan prácticamente los mismos organismos y las mismas poblaciones. Se puede decir que los impactos por el derrame se están dando a otro nivel, en el sedimento del río; es muy probable que debido a la acción de dispersadores, el petróleo se esté concentrando en el fondo del cuerpo de agua”, sostuvo el investigador.

Páez Rodríguez explicó que al momento del derrame se vieron afectados todos los organismos que fueron bañados por el petróleo, como pastos y manglares. Pero como el río tiene un poder de autodepuración muy eficiente, se lava constantemente.

“El caudal desaloja toda el agua contaminada y ha lavado rápidamente todos los organismos que ahí viven. Por lo tanto, no se visualizan muy bien los impactos, se tienen que hacer estudios muy detallados y de largo plazo para detectar los cambios en las poblaciones, tanto de flora como de fauna”, afirmó.

El catedrático universitario dijo que es de suponer que los efectos negativos se dieron momentáneamente, y así como se dan desaparecen por el arrastre de agua que tiene el caudal del río. Y como el plancton está integrado por organismos que crecen muy rápidamente –en 72 horas se están reproduciendo y las poblaciones se reponen en apenas un par de días–; lo que no sucede con un árbol de mangle, los peces, o las aves.

“En el censo que tratamos de levantar en este último estudio, hemos encontrado rotíferos, protozoarios, larvas de crustáceos, copépodos, una microfauna muy variada; y en cuanto a las algas microscópicas son cerca de 80 organismos diferentes.