UV no le quiere dar su plaza

el

UV no le quiere dar su plaza

AVC/Flavia Morales

Xalapa, Ver.

Rectora por qué no me has defendido, yo también soy parte de la UV, es lo que María del Carmen Pablo Chui, le diría a la rectora de la Universidad Veracruzana (UV) Sara Ladrón de Guevara, si la tuviera enfrente, pero tiene más de tres años buscando una reunión que le han negado.

Con 20 años como profesora de la Facultad de Trabajo Social del campus Minatitlán, el 28 de agosto del 2014 ganó la asignación de una plaza completa con un puntaje de 1238 puntos, sin embargo la plaza no le fue otorgada, desde entonces pelea por un lugar.

Este viernes llegó hasta la explanada de la Sala Tlaqná donde se realiza el Consejo General Universitario, para reclamar lo que señala por derecho le corresponde. Pelear por la plaza de tiempo completo le ha valido el acoso laboral y hostigamiento de las autoridades en su facultad, quienes incluso le han levantado actas administrativas con la intención de correrla.

María del Carmen dice que durante estos tres años, ha venido más de 30 veces a Rectoría, ha girado más de diez oficios a autoridades universitarias de todos los niveles, pero nadie ha volteado a ver su caso.

El discurso de perspectiva de género en la UV, para ella, solo está en el discurso, pues son las propias autoridades quienes han permitido situaciones de discriminación laboral.

La maestra quien también directora de la Facultad durante cinco años, afirma que ella es un ejemplo en la UV, de cómo la plazas se otorgan con favoritismos y en complicidad con los sindicatos como el Fesapauv, pues pese a que ella tuvo el puntaje más alto, la burocracia no le ha permitido acceder a su plaza.

Historia de las irregularidades en la asignación de la plaza La plaza que se concursó el 28 de agosto del 2014, fue impugnada en su momento por el profesor Cornelio de la Cruz con ocho años de antigüedad, quien en ese momento obtuvo solo 1188 puntos contra los 1239 de María del Carmen.

Ante el recurso de inconformidad, la plaza quedó sin efecto y se convocó a una segunda evaluación, la cual fue convocada dos años después y cuatro meses después, en la resolución que se da el 12 de diciembre del 2016 la plaza se declara desierta, la Maestra obtiene 267.25 puntos, y Cornelio de la Cruz, 337.06 puntos.

El pasado 6 de junio del 2017, la Facultad pública un nuevo resultado en donde solo aparece un concursante: Cornelio de la Cruz, y como único concursante su puntaje es de 411.5 puntos.

El lunes en la publicación ni siquiera aparezco ya, eso es simbólico, para la universidad yo ya no existo, resultado de eso va a ser el despido, a lo mejor no es políticamente correcto que uno se queje, uno no debe ser mitotera, pero no me dejan otra salida”, advierte.

Hasta donde María se encontraba con sus tres pancartas llegó el vicerrector de la región sur: “Ahora si me saludó, cuando yo lo he buscado y ni caso me hace

Acusa al delegado sindical de su zona de ofenderla al llamarle “gata acorralada”, solo por el hecho de defender sus derechos laborales. La maestra exigió respetar sus derechos laborales y hablar frente al Consejo General Universitario para exponer su situación.