Duartistas están en el Orfis

el

Duartistas están en el Orfis

AGENCIAS

XALAPA, Ver.

Al menos 16 ex funcionarios de tres gobiernos estatales de Veracruz que ocuparon cargos relevantes dentro de la estructura de la Contraloría General, hoy laboran en el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), la instancia encargada de revisar el correcto uso de recursos de las administraciones en las que se desempeñaron.  EL UNIVERSAL documentó una lista donde aparecen desde ex contralores generales, hasta ex directores y ex subdirectores de las administraciones de Miguel Alemán Velasco (1998-2004), Fidel Herrera Beltrán (2004-2010) y Javier Duarte de Ochoa (2010-2016). En el grupo está el auditor general del estado, Lorenzo Antonio Portilla, quien ocupó la Dirección General de Control y Evaluación de la Contraloría durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa (acusado de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada), así como María Yolanda Gómez Fernández, ex titular del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Seguridad Pública y después directora general de Administración y Finanzas del Orfis.  Sobre el tema, el investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández, señala que han convertido a la institución en "un ente simulador, cómplice, encubridor y delincuente".  "Es instrumento de los impunes en el poder. Repite su abyecto comportamiento con los que están. Qué vergüenza frente a lo que la ASF —Auditoría Superior de la Federación— y otros organismos han denunciado, y el órgano de simulación superior [Orfis], por años no lo ha hecho", agrega el economista.  Hasta que perdió el PRI. En 2016, cuando el PRI perdió las elecciones para gobernador, terminó la pasividad del Orfis y el auditor general comenzó a presentar denuncias en cascada contra ex funcionarios estatales. A la fecha suman 139 denuncias penales por un probable daño patrimonial de 29 mil 879 millones de pesos. Tan sólo de la Cuenta Pública de 2016 encontraron un probable desfalco de 10 mil 702.7 millones de pesos. El daño se detectó en 10 dependencias estatales y en 102 municipios, en los que hay un probable desvío de 648.6 millones de pesos. De acuerdo con los datos obtenidos, el supervisor en la Contraloría General en el gobierno fidelista, Óscar Ocampo Acosta, ahora se desempeña en el órgano de revisión como director general de Asuntos Jurídicos. Ixchel Elizalde Sánchez, ex subdirectora de Situación Patrimonial en el gobierno duartista, hoy es subdirectora de Evaluación Financiera y Programática del Orfis. Enrique Benítez Ponce, quien fungió como director de Operación Regional de la Contraloría, pasó a director de Promoción, Difusión y Contraloría Social del Orfis, cargo que ya dejó; además se encontró que Jorge Alberto Guzmán Cruz fue subdirector de Evaluación a Programas Gubernamentales de la Contraloría en gobierno de Duarte y posteriormente director de Auditoría Financiera a Municipios del órgano autónomo. Otro de los ex funcionarios estatales es Ulises Cuervo Cubas, quien fue jefe del Departamento de Tecnologías de la Información en la Contraloría y luego subdirector de Servicios Informáticos en el Orfis; además de María Yolanda Gómez Fernández, ex titular del Órgano Interno de Control de la SSP y después directora general de Administración y Finanzas del organismo auditor, entre otros. Para el académico Rafael Arias, lo menos que deberían hacer todos los funcionarios de ese organismo autónomo es renunciar por haber simulado auditorías. Ejercicios fiscales nulos. EL UNIVERSAL documentó que la Auditoría Superior de la Federación detectó que en cuatro ejercicios fiscales el gobierno de Veracruz no ejerció recursos federales por 4 mil 770 millones de pesos, que —según las reglas de operación— deberían ser reintegrados a la Tesorería de la Federación.  El 7 de marzo de 2014, el titular del Orfis signó una minuta en la cual se comprometió con la ASF a darle seguimiento al reintegro de recursos de siete fondos y programas federales; el dinero no fue reintegrado.