Buscan financiar tramo Coatza-Villahermosa

el

Buscan financiar tramo Coatza-Villahermosa

AGENCIAS

Ciudad de México

La empresa desarrolladora de infraestructura Mota-Engil México colocó en el mercado mexicano una emisión de bonos de deuda por mil 950 millones de pesos.

La colocación fue hecha a través de la filial que opera bajo el esquema de Asociación Pública Privada (APP) Coatzacoalcos-Villahermosa, que se encarga de la rehabilitación del tramo carretero Coatzacoalcos-Villahermosa.

El dinero que se obtenga de la colocación de esta deuda será para complementar la rehabilitación de la carretera.

Con esta emisión, Grupo Mota Engil realizó el cuarto cierre financiero de proyectos de infraestructura en México en los últimos 24 meses.

Dichos proyectos de inversión y riesgo privado, detonarán una inversión de aproximadamente 20 mil millones de pesos.

“Esta emisión representa un hito más para Mota-Engil México, porque permitirá optimizar la utilización de recursos públicos ya que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) únicamente estará obligada a desembolsar la contraprestación comprometida para cada sub-tramo de la carretera una vez que los trabajos de rehabilitación hayan sido terminados y autorizados por el ingeniero independiente”, explicó Joao Pedro Parreira director de la compañía para Latinoamérica.

Destacó que a lo largo de la vida del contrato, y sólo en la medida en que la carretera cumpla con las especificaciones técnicas y los estándares de desempeño en términos de calidad y mantenimiento establecidos en el contrato APP, el inversionista contratista tendrá derecho a obtener ganancias.

La empresa explicó que la emisión de certificados bursátiles fue colocada a una tasa fija nominal de 8.9 por ciento a un plazo de 9.2 años. La deuda adquirida por Mota-Engil México está respaldada por los derechos de cobro de la Asociación Público Privada para la Rehabilitación y Conservación del tramo carretero Coatzacoalcos-Villahermosa.

La transacción contó con tres calificaciones independientes AAA por parte de Fitch Ratings, HR Ratings y Standard & Poor’s Global debido a “la solidez del consorcio liderado por Mota-Engil México como inversionista y constructor y a la confianza de inversionistas institucionales en el modelo de APP, desarrollado por el Gobierno de México, que asigna riesgos de manera eficiente entre los participantes del proyecto.