Endurecen penas contra huachicoleros

el

Endurecen penas contra huachicoleros

AGENCIAS

CIUDAD DE MÉXICO

Una nueva reforma contra el huachicol aprobó el Senado a cuatro leyes, y envió el decreto de cambios al Ejecutivo federal, cuando el robo de combustibles alcanza los 30 mil millones de pesos en pérdidas para Pemex, sin contar el IEPS no cobrado por la Secretaría de Hacienda. El Senado aprobó las reformas como las recibió de la Cámara de Diputados, al retirar de última hora, cambios que había incluido, a fin de que cuanto antes las autoridades estén facultadas para implantar el nuevo modelo de combate al robo de combustibles. Fue modificada la legislación del Código Fiscal de la Federación, Ley Aduanera, Código Penal Federal y la Ley Federal de Hidrocarburos. Hace once días, el pleno aprobó reformas que endurecen con hasta 30 años de prisión, la relación de delitos relacionados con el robo de combustibles, y este día agregó un modelo de control a la distribución y venta de hidrocarburos y petrolíferos. Las reformas que fueron aprobadas por 68 votos a favor, 18 en contra y dos abstenciones, establecen facultades al Sistema de Administración Tributaria (SAT) y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que intervendrán en el control del producto, su procedencia, los volúmenes que reciben los expendedores y sus ventas al público. Se considera que con estos mecanismos será eficaz la persecución de este tipo de delitos que domina la delincuencia organizada. El presidente de la Comisión de Hacienda, Manuel Cavazos Lerma (PRI), dijo que las reformas introducen controles obligatorios de entrada y salida, en todos los eslabones de la cadena económica para supervisar que se vendan litros de litro, así como la calidad de producto que se vende, y se establecen consecuencias jurídicas para todos los que colaboren con estos delitos, que son llamados del huachicol, con el propósito de desestimularlos. Uno de los propósitos es que "las familias compren litros de litro y no reciban producto adulterado que daña los vehículos, y se proteja el patrimonio ecológico y la seguridad de la población, expuesta a los riesgos de perforaciones de ductos de manera clandestina".