Ensalada dominical

el

Francisco Martín Moreno

Cuentos Políticos

 

La sociedad se ha vuelto sorda y dicha sordera favorece el avance del populismo y sus promesas suicidas que, en efecto, niegan la realidad.

Según transcurre el tiempo, me voy percatando, con meridiana claridad, que en nuestro país, en la actual coyuntura política, está prohibido dar buenas noticias. Cuando me he atrevido, en estas páginas de El Universal, a mostrar un hecho positivo de la actual administración, he recibido una catarata interminable de epítetos soeces, tales como “chayotero”, “vendido al PRI”, “un mercenario más al servicio del gobierno corrupto”, entre otros insultos y linduras exquisitas de extracción poética, por supuesto infundadas, con las que no quiero cansar al lector que pasea generosamente la mirada por estas breves líneas dominicales. Sólo que si cada día que pasa no me gano un enemigo, entonces algo estoy haciendo perfectamente mal en mi actividad periodística y literaria. Por lo tanto aquí voy con mis buenas noticias, le gusten a quien le gusten o le agredan a quien le agredan:

Tan sólo hace unos meses, nuestra moneda amenazaba con cotizarse a 25 pesos por dólar después de la llegada del “Trompudo” a la Casa Blanca. Este final de semana volvió apreciarse y cerró a 17.80. ¿Qué tal? El consumo interno que impulsa la economía del país reportó un incremento anual de 6.3 por ciento, su crecimiento más importante desde enero de 2009, un fiel reflejo de la mejoría del mercado laboral y del control inflacionario. Todo ello muy a pesar de la patética reforma fiscal impuesta por el actual gobierno que redujo drásticamente las deducciones a las personas físicas y aumentó las tasas impositivas, con lo cual atentó en contra de la capacidad de gasto de la sociedad. Sí, un atentado, pero aun así se recuperó el mercado interno. Habría que imaginar el disparo del consumo interno si se hubieran reducido gradualmente dichas tasas al 20 por ciento y se le devolviera el ahorro a la gente para gastar más, en lugar de que se lo apropiara el gobierno para gastarlo mal y pagar las deudas contratadas irresponsablemente.

¿Más buenas nuevas…? ¿Penales? Hay ocho gobernadores en la cárcel en la actualidad y la medida pasa desapercibida. Hagan sus cuentas… Granier, Duarte, Borge, Padrés, Yarrington, Villanueva, Reyna, Luis Armando Reynoso, más otros tantos amparados o buscados por la justicia. ¿Económicas? Las transacciones del TLC ya valen más de mil millones de dólares diarios. La inflación está controlada y empezará a descender en el segundo semestre de 2017. La creación de empleos formales, según el Seguro Social, se elevó en los últimos 12 meses a 840 mil empleos, un aumento impulsado por el campo y servicios empresariales. A más empleos formales y productivos, —no burocráticos— más bienestar para nuestras familias, más consumo nacional, más ahorro a través de las afores, más recaudación tributaria, menos peligro de revanchismo social, entre otros beneficios. ¿Por qué no pensar que hubiera sido al revés, como en Venezuela, y que este año se hubieran perdido un millón de puestos de trabajo? 2016 fue un extraordinario año para la industria automotriz mexicana, pues se llegó a un total de 3.5 millones de vehículos producidos en el país, de los cuales un millón 600 mil automóviles fueron absorbidos por el mercado nacional. Una joya. El gran enemigo a vencer será la robotización, pues los robots no cobran sueldos ni pagan seguro social ni Infonavit ni ISR ni se embarazan ni se les pagan vacaciones ni pensiones ni jubilaciones. Ya veremos…

¿En el campo? En el campo México se convirtió en el primer cliente agrícola de Estados Unidos, somos un gigante productor de alimentos a nivel mundial. El año pasado exportamos 32 mil millones de dólares en ese rubro, más que las remesas enviadas por nuestros paisanos, allende el Río Bravo y por los ingresos por petróleo y turismo. El crecimiento fue de casi 6 por ciento. Gran éxito. Un bravo sonoro. Las reservas internacionales en dólares valen casi 174 mil millones de dólares. Las divisas por turismo también crecieron satisfactoriamente.

¿Todo lo anterior se le debe reconocer al gobierno? Semejante afirmación constituiría un error garrafal. Los empresarios mexicanos van cumpliendo con su papel. Los hechos son tercos. Su músculo está a la vista. Lo más curioso del caso consiste en hacer notar que las buenas noticias no permearon en la sociedad ni enfriaron los ánimos ni redujeron el hartazgo en contra el gobierno, que por otro lado, no ha sabido filtrar ni comunicar las buenas noticias. La sociedad se ha vuelto sorda y dicha sordera favorece el avance del populismo y sus promesas suicidas que, en efecto, niegan la realidad. ¿Cómo sacudir por las solapas a una nación justificadamente furiosa por la escandalosa corrupción del gobierno, por su ineficacia en diferentes órdenes de la vida pública y explicarle que sí existen motivos de festejo y que en tanto los ignore visceralmente más nos acercaremos al precipicio si AMLO llegara al poder? Cuidado con la sordera y con las reacciones impulsivas propias de la desazón y la rabia que todos padecemos... Los indicadores económicos deberían tener la palabra y no la tienen…

En otro orden de ideas, me encantó el letrero que el papa Francisco (con ese nombre no puede fallar) colocó en la puerta de su habitación en su residencia, la casa Santa Marta, en el que se puede leer: “Prohibido quejarse”, es decir, “Vietato Lamentarsi. Deja de quejarte y actúa para hacer lo mejor de tu vida.” El periódico La Stampa, explica que quien “se lamente estará afectado por un síndrome de victimismo con la consecuente disminución del humor y de la capacidad para resolver problemas”. En realidad, los seres humanos somos proclives a quejarnos de lo que no tenemos y perdemos de vista lo que sí tenemos. Todo parece indicar que se trata de un principio masoquista entre todos nosotros. No soy católico, no creo en Dios ni en ninguna inteligencia superior a la humana, pero ello no me impide disfrutar el sentido del humor del jefe del Estado Vaticano.

Dentro de esta ensalada dominical no puedo dejar de incluir el arresto en días pasados del ex presidente Humala y de su esposa, Nadine Heredia, acusados de la recepción de sobornos, entre otros cargos de la misma severidad. Van a hacerle compañía al ex presidente Fujimori, encarcelado en la misma prisión. Debo dejar constancia que también ya se giró una orden de aprehensión en contra del ex presidente Toledo, también del Perú. No quisiera dejar en el tintero la orden judicial para privar de la libertad al presidente Lula, procesado penalmente por los mismos conceptos que sus colegas peruanos y que, en cualquier momento, también podría ser recluido en una cárcel en Brasil. Los mexicanos podemos ver desde el territorio nacional, la presencia de una gigantesca ola purificadora proveniente del hemisferio sur, desde que un presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, ya purga una sentencia en una penitenciaría, en tanto no tardará en ser condenada la señora Cristina Kirchner, ex presidenta de Argentina, con cargos similares. Es conveniente hacer notar que el ex presidente Ricardo Martinelli de Panamá, ya está arrestado, Mauricio Funes de El Salvador va en la misma dirección asilado, por lo pronto, en Nicaragua… En Costa Rica, tres ex presidentes ya han purgado penas corporales acusados de corrupción. La justicia empieza a funcionar en América del Sur, ¿no…?

En relación al socavón, último tema inevitable, todo se hizo perfectamente mal, nada funcionó. El presupuesto inicial se elevaba a mil millones de pesos y costó el doble, más de 2 mil millones, es decir, algo así como 200 millones de pesos por kilómetro, un absurdo que apesta a corrupción. La obra se le encargó a una empresa sin experiencia. La autoridad no solo no revisó el proceso de construcción, sino que ignoró las señales de alarma de un probable hundimiento. Tardaron 10 horas en rescatar a dos personas que lamentablemente murieron asfixiadas dentro del automóvil, es decir, protección civil tampoco funcionó. El gobierno reaccionó muy tarde y mal. Las explicaciones fueron ridículas, por decir lo menos. No basta con el cese del delegado. Los responsables, sean quienes sean, deben ser acusados penalmente de negligencia criminal. ¿Usted cree que alguien será procesado? Como decía Cantinflas: en México nunca pasa nada, hasta que pasa y cuando pasa, decimos, pos claro, tenía que pasar…

El transitorio para que entre en vigor el fiscal anticorrupción establecerá como fecha inamovible el 15 de enero del año 3125, eso sí de nuestra era… ¡Ah, mecsicanitous!….

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.