COMENTADAS

el

COMENTADAS

Por cuarta ocasión, el gobierno del estado de Veracruz implementa un nuevo programa de seguridad para la zona sur, particularmente enfocado al municipio de Coatzacoalcos. Ahora no vino el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, sino Jaime Téllez Marie, secretario de Seguridad Pública, y Jorge Winckler, fiscal general, quienes dieron a conocer las nuevas actividades que estarán enfocadas a que esta cabecera municipal recupere la tranquilidad, para lo cual se anunció una unidad más antisecuestros, reforzamiento con más elementos tanto del Ejército mexicano como de policías estatales, además de un par de drones de alta tecnología, todo ello en un cuarto intento después de los tres anteriores, que han sido fallidos por detener a la delincuencia y de eso dan cuenta los resultados que han sido adversos y el incremento en los índices de delitos de alto impacto.

Ahí mismo, Téllez Marie se quejó amargamente de los medios de comunicación, solicitando a los reporteros no magnificar los delitos, ya que según su dicho, esto no ayuda al combate a la delincuencia. Sin embargo, el secretario de Seguridad Pública no señala casos concretos donde se haya magnificado algún acontecimiento delictivo, de lo que se trata es de ocultar lo que sucede, cuando los datos y las cifras de estadística están a la vista y los medios de comunicación no hacen otra cosa más que consignar lo que sucede.

Por otro lado, una vez más durante este evento salió a flote la cerrazón de los funcionarios del actual gobierno para sostener diálogo abierto con los medios de comunicación, ya que Téllez Marie solo se concretó a dar a conocer aspectos del nuevo operativo de seguridad, anticipando que no había lugar para preguntas y respuestas. Es decir, cuando viene el gobernador ningún funcionario habla, más que el titular del Ejecutivo estatal, y cuando los funcionarios vienen solos, traen mordaza y la prohibición implícita de contestarle a los comunicadores.

Para medio millón de habitantes de la zona sur, cuyo suministro de agua potable depende de la presa del Yuribia, vienen días de escasez y racionamiento de ese vital líquido pero no por falta de agua, sino por las fuertes lluvias que están precipitándose en la sierra y que causan gran turbiedad en el agua que se almacena en la presa, por lo que las válvulas han tenido que cerrarse. La otra alternativa que son los pozos (varios fuera de operación) no alcanza a suplir el abasto de agua, por lo que se recomienda a la población racionar y no desperdiciar, mientras se supera la contingencia.

Por si algo faltara, el día de ayer que estuvo el cuerpo de seguridad del gobierno estatal, fue localizada una persona del sexo masculino embolsada en la colonia Villas del Sur, esto mientras se estaban dando a conocer las nuevas estrategias para el combate a la delincuencia. Lo mismo continúa en toda la región sur los robos de vehículos, asaltos, robos a casas-habitación; incluso durante las primeras horas de ayer, varios delincuentes intentaron hurtar la cabeza de Miguel Hidalgo en la explanada del parque del mismo nombre de la ciudad de Minatitlán. En este último caso, los ladrones pensaban que iban a robar bronce y se encontraron con que solo es resina, con un acabado que da la impresión que fuera metal.