Comentadas

el

Comentadas

Surge una nueva confrontación entre niveles de gobierno, ahora entre las autoridades del municipio de Minatitlán y las del estado de Veracruz; el tema de la discordia tiene que ver con cajas de despensa provenientes del Gobierno estatal, donde se supone venían botes de leche, que según el alcalde Nicolás Reyes Álvarez, estarían echadas a perder. Ese tema, de manera inmediata lo desmiente la Secretaría de Protección Civil estatal, señalando que ninguna de las 350 cajas entregadas al ayuntamiento minatitleco contenían leche, por lo que incluso estarían poniendo una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por lo que consideran una calumnia.

El tema de la controversia entre el alcalde de Coatzacoalcos Víctor Carranza y el líder de los trabajadores adheridos al SUEM, Gersaín Hidalgo Cruz, parece empezar a tener atisbos de distensión, al menos así se deriva de la reunión que sostuvieron el día viernes por la tarde-noche. El paro de brazos caídos solo se habrá de continuar en las oficinas y no así en el trabajos de campo, como el de limpia publica y alumbrado, esto condicionado a que la administración realice los pagos pendientes a decenas de trabajadores que aún no se les hace efectiva su segunda quincena, incluso hay quienes no han recibido ninguna.

Así es como debieron de haber empezado con esos temas, pero pareciera que el mundo está al revés, porque no se pueden tomar medidas extremas si antes no se hace una revisión exhaustiva para conocer la situación real de los trabajadores. El alcalde Víctor Carranza anuncia que se está haciendo una reingeniería administrativa y eso no es malo si se quieren mejorar las condiciones y la efectividad del trabajo municipal. Sin embargo, existen puntos muy sensibles como es el tema de los trabajadores sindicalizados, donde debe prevalecer el oficio y la sensibilidad política para negociar antes que imponer.

En ese tema, el Gobierno del Estado ya se deslindó por las declaraciones emitidas por Manuel Huerta Ladrón de Guevara, presidente estatal de Morena, quien había señalado que el Gobierno estatal encabezado por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares estaría detrás del SUEM en este conflicto. Lo cierto, que estando en plenas precampañas y tratándose de un año electoral tan importante, es muy complicado que ese tipo de temas no se politicen.

Aunque en estricto sentido, las autoridades de los tres niveles de gobierno debieran mantenerse al margen, lo que está en juego es el rumbo del país, pero más allá la clase política desea ganar los espacios y mantener sus cotos de poder, por lo que en este proceso todavía están por verse muchas cosas que no nos imaginamos, por lo pronto la guerra de descalificaciones y ataques en las redes sociales, está a la orden del día.

Por patrullaje y efectivos de las fuerzas federases, estatales y municipales no paramos en Coatzacoalcos, la semana pasada se sumaron a las labores de seguridad, cuando menos 200 elemento de la gendarmería, se trata de un cuerpo de elite policiaca de primer nivel, quienes cuentan con preparación y técnicas modernas, en materia de combate a la delincuencia. La ciudadanía espera que con estos elementos, se puedan tener los resultados en el corto plazo, ya que los índices de violencia en las calles del puerto, están incontrolables.