Comentadas

el

Comentadas

El tema de las mil 500 despensas que envió el Gobierno del Estado para el municipio de Minatitlán a través de la Secretaría de Protección Civil ha cobrado dimensiones mayores, después de que en un principio se hiciera público que al aparecer habría productos como la leche que estaban caducos, tema que después fue desmentido por el Gobierno estatal, que envió Notario Público para constatar que incluso las despensas enviadas no contenían leche.

Incluso la diputada Rocío Nahle García solicitó al Pleno de la Cámara se aprobara un punto de acuerdo para que la Secretaría de Gobernación se hiciera cargo de la seguridad en el municipio de Minatitlán, ante los informes que le dio el alcalde Nicolás Reyes Álvarez en el sentido de que el gobernador Miguel Ángel Yunes le habría amenazado con retirar el Mando Único.

Sin embargo, el Mando Único continúa haciendo trabajo de seguridad en Minatitlán y en el caso de la leche caducada, todo parece indicar que las cajas de la despensa no contenían ese producto, incluso el Gobernador manifestó que la que supuestamente se encontró, habría sido “sembrada”.

Un tema que el gobierno municipal de Minatitlán pudo haber resuelto de una manera más discreta, ha tomado mayores dimensiones, ahora el alcalde Nicolás Reyes Álvarez ha sido denunciado ante la Fiscalía General del Estado de Veracruz. La denuncia la interpone Sergio Alberto Aburto Libreros, quien es representante legal de la Secretaría de Protección Civil, en contra del alcalde y de quien o quienes resulten responsables por los probables delitos cometidos en contra del servicio público y específicamente en contra de Protección Civil.

Lo cierto, es que mientras los dos niveles de gobierno han abierto un frente por un tema que tiene que ver con el apoyo alimentario, a mil 500 familias vulnerables del municipio de Minatitlán hasta ayer las despensas no habían sido entregadas. Algo tiene que hacer el alcalde Nicolás Reyes para el manejo de situaciones como esta que lo tienen denunciado, de lo cual no habría necesidad si se tuviera la sensibilidad y el oficio político para manejar estos temas.

El día de hoy tendrán que comparecer ante la Síndica única del ayuntamiento de Coatzacoalcos cuando menos tres funcionarios de la pasada administración que encabezó Joaquín Caballero Rosiñol, para conocer de varias observaciones que hace la actual administración, después de revisar el estado en que recibieron las diversas áreas y dependencias.

Los comparecientes tendrán un plazo de 15 días para explicar y solventar lo que se les requiere y de no hacerlo a satisfacción, los casos deberán ser puestos en conocimiento de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Contraloría General del Estado y el Órgano Superior de Fiscalización (Orfis).

No obstante los fuertes operativos implementados por el Mando Único en la zona sur, particularmente en Coatzacoalcos, el reporte de Observatorio Ciudadano para el mes de enero no es nada alentador, ya que tan solo en ese lapso de 30 días se presentaron 11 homicidios, cifra que lo ubican como uno de los meses más violentos. Se espera que con la reciente llegada de cien elementos de la Gendarmería y con el trabajo de inteligencia de los mismos, se empiece a revertir el índice delincuencial y se le devuelva la tranquilidad a los ciudadanos.